Cómo enfrentarse a una hipoglucemia severa con el Glucagón

Cuando tenemos diabetes, y sobre todo, cuando usamos en nuestro tratamiento la insulina, debemos tener en nuestro “botiquín” lo que yo llamo “el cartucho naranja de emergencia”, conocido genéricamente como el Glucagón.

Todos los que somos diabéticos hemos pasado por alguna hipoglucemia, bien por no haber comido suficiente, por haber realizado demasiado ejercicio físico, por habernos inyectado más insulina de la que al final necesitábamos, o por una combinación de estas circunstancias. El caso es que en la mayoría de estos casos, sobre todo si nos monitorizamos la glucemia con regularidad, nos daremos cuenta a tiempo del bajo nivel de glucosa que tenemos y podremos corregirlo tomando algo.

Sin embargo, puede ocurrir en algunas ocasiones, si el descenso del nivel de glucemia es muy brusco o no lo corregimos, que debido a la hipoglucemia perdamos la consciencia. En ese caso no estaremos en disposición de poder tratarnos nosotros mismos para recuperarnos, por lo que necesitaremos la ayuda de las personas que estén a nuestro alrededor. Además, para subirle la glucemia a una persona que se encuentre inconsciente no se le debe dar de beber o comer, ya que se corre el riesgo de atragantamiento y asfixia.

Para solucionar este tipo de situaciones existe el glucagón, que se comercializa en un kit preparado y fácil de utilizar. Es fundamental que aquellas personas que conviven con alguien que tenga diabetes conozcan el funcionamiento de este dispositivo, para que sepan cómo ayudarle cuando tenga una hipoglucemia grave, evitando las consecuencias de no tratarla a tiempo.

GlucagonEl glucagón es una hormona que estimula al hígado y a los músculos para que liberen sus reservas de glucosa al torrente sanguíneo, consiguiendo de este modo elevar los niveles de glucemia, que es precisamente lo que se necesita en los casos de hipoglucemia.

Su utilización es muy sencilla, sólo hay que tener en cuenta una serie de pasos:

      • Mantener la calma, sin prisa pero sin pausa, manipulando cuidadosamente el kit, para evitar la rotura del frasco o de la aguja inyectora.
      • Se recomienda administrar toda la solución (1 ml.) si se trata de una persona adulta o un niño mayor de 6-8 años o con más de 25 kg. de peso, o la mitad de la solución (0’5 mg.) para niños menores de 6-8 años o con menos de 25 kg. de peso.
      • Si estás sólo, avisa al servicio de urgencias una vez hayas administrado el glucagón a la persona inconsciente, ya que lo prioritario es atenderla, y sigue las instrucciones que te ofrezcan.
      • El glucagón surte efecto entre 10-15 min. desde su inyección, diluyéndose a los 30-60 min. Es conveniente que la persona, una vez recupere la consciencia coma o beba algo para mantener su glucemia en rangos adecuados, aunque debido a que las nauseas son un efecto secundario frecuente, se recomienda esperar al menos 30 min. antes de comer.

Es importante tener en cuenta que los efectos del glucagón se pueden ver anulados o reducidos por diversos factores, como:

  • Reservas de glucemia bajas por ejercicio físico o hipoglucemia reciente.
  • Haber tomado alcohol, lo cual hace que el hígado esté ocupado en su metabolización, no pudiendo liberar sus reservas de glucosa.

Por último, es importante que reviséis de vez en cuando la fecha de caducidad del kit de glucagón, ya que al no usarse frecuentemente, suele ocurrir que no nos percatamos de que está caducado hasta que lo necesitamos.

A continuación os dejo un excelente vídeo donde se explica de manera sencilla y clara cómo usar el Glucagón. Sólo espero que finalmente nadie se vea obligado a usarlo, pero en tal caso, más vale estar preparados:

About these ads
Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cómo enfrentarse a una hipoglucemia severa con el Glucagón

  1. Nathalie dijo:

    Muy informativo. En lo personal le tengo mucho miedo a usar el glucagón, bueeno..mejor dicho que lo usen en mí, aunque me inyecto diario aún le temo a esas agujas tan largas como es la que tiene esta jeringa. Espero nunca llegar a ese estado tan grave de perder la consciencia, la hipoglicemia más baja que he tenido ha sido de 24, y pues al momento supe manejarme y no desmayé, pero la realidad es que se debe estar siempre prevenido.

    Me ha encantado el blog ;)

    • mister77k dijo:

      Yo personalmente, tampoco me he llegado a ver en esa situación, Nathalie.
      Si que es cierto que cuando comencé con el tratamiento que tengo ahora, de combinación de insulina Lantus y Novorapid, hasta que conseguí dar con las dosis adecuadas, tuve algunas hipoglucemias severas durante la noche, que hasta ese momento nunca había tenido, por lo que reconozco que ni yo ni mi familia estábamos suficientemente preparados para afrontarlas.
      Afortunadamente, esa etapa ya pasó, pero igualmente debemos estar siempre atentos a nuestros niveles glucémicos para evitar caer en dichas situaciones, para lo cual es muy importante la monitorización regular de las glucemias.
      Además, es igualmente fundamental que nuestro entorno aprenda cómo actuar en esos casos. Sólo lleva un rato informarse para estar preparados.

      Un saludo, y gracias a ti por participar en el blog ;)

Deja un comentario y comparte tus ideas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s